February152013

Hola, dudo que te acuerdes de mí, pero soy aquella chica con más de mil defectos a la que tú viste perfecta… No quiero darte pena, no quiero que nuestro amor vuelva a aparecer, simplemente, quiero que recuerdes que…

Mi mano era la que se escondía dentro de la tuya, siempre atenta cuando necesitaba cualquier cosa. Yo fui la que te esperaba todos los días a la salida y a la que le sacabas sonrisas con pequeños detalles y una nota llena de números con un significado especial, por típico que fuera. Decirte que las margaritas que pusiste encima de un papel en una tarde de primavera eran para mí y que era mi sonrisa la que podía formar la tuya en los días más tristes. Que yo era la persona que se reflejaba en tus ojos oscuros. Que yo era la que recibía esas notas con corazones dibujados y la que se fundía en tus brazos. Que mi primera noche en vela fue por ti y que mis preocupaciones amorosas fueron también para ti. Que la primera vez que toqué el amor fue contigo. Que eras mi San Valentín y mi deseo que pensé imposible. Tú fuiste la prueba de que los sueños se cumplen, y yo, en algún momento, fui lo que soñabas despierto. Sobre todo, ahora que te comportas así, quiero recordarte que yo era la persona pegada a la pared a la que le dijiste que se acercara. Que si me dijiste que me acercara no era para otra cosa que para hacer de un beso un juego de niños. Sé que les tocará a otras vivir lo que yo viví, soñar contigo y creer en los príncipes azules. Sé que no fui estrictamente la primera y que para nada seré la última. Sé que otras probarán tus besos más expertos y que, algún día, será otra la que se duerma en tus brazos. Sé que otras vivirán lo que vivimos los dos, mis recuerdos pero con diferentes caras y diferentes corazones. Sé que ellas también tendrán sus momentos inolvidables y que cada día será un nuevo recuerdo de amor, como lo fue para mí.Yo, yo, yo… Lo sé, suena egoísta. Lo sé, yo decidí dejarlo. El caso es que has cambiado, no eres el chico del que me enamoré y al que apreciaba cuando el amor acabó. No sé por qué será, no sé qué nos pasa, pero sí sé que, nos guste o no, cada uno formamos parte de la historia del otro.

Pero no pretendo darte pena, ni arruinarte tu presente, tan solo quiero recordarte nuestro pasado. Porque contigo aprendí que los sueños se cumplen y que nada es imposible si crees en ello. Ahora tan solo quiero decirte que lo vivimos nadie lo borrara, y que ahora es mi turno de ser feliz. No te preocupes por mi, no eres ni seras el único.

Page 1 of 1